Los iBeacons son una clase de transmisores de bajo consumo que pueden enviar señales o notificaciones push  a dispositivos móviles próximos, una tecnología que nace de la mano de Apple en 2013 y que presenta diferentes usos, entre los que figura el traslado del marketing digital a las tiendas físicas.

 

El Beacon (baliza) es un sistema que posibilita ubicar con precisión dispositivos móviles en espacios interiores a los que envía señales a modo de información. Aunque esta tecnología surge en 2013 aún está en vías de alcanzar el auge que se le podía augurar en un inicio.

Qué son los iBeacons y cómo funciona su tecnología

Básicamente, se trata de un sistema de posicionamiento en interiores, IPS (Indoor Positioning System), basado en bluetooth de baja energía (BLE) y desarrollado por Apple, que lo define como una “una nueva clase de transmisores de bajo consumo y bajo coste que pueden notificar a dispositivos iOS7 de su presencia por proximidad”. Esta tecnología, que también puede ser empleada por el sistema operativo Android, posibilita el envío de notificaciones a los dispositivos móviles que se encuentren en un radio próximo.

Estas señales son recogidas por los dispositivos y se traducen en informaciones, una localización física o interacciones desde el propio dispositivo, como un check-in en una red social.

Los beacons son de pequeño tamaño, aunque depende del fabricante, pudiendo adaptarse fácilmente a una pared o superficie similar en hogares, oficinas, tiendas, ferias o convenciones… permitiendo interconectar los dispositivos, repartiendo señales de corto alcance a través de tecnología bluetooth.

Marketing digital en las tiendas físicas

La aparición de este tipo de tecnologías permite desarrollar nuevas fórmulas de llevar el marketing digital al punto físico de venta, en la línea de otras ideas tales como el pago por móvil en tienda, a través del sistema NFC, por ejemplo, soluciones que se orientan a facilitar y hacer más atractivo el proceso de compra al consumidor, con el objetivo final de un incremento de las ventas.

El auge de la tecnología está transformando sin duda los hábitos de consumo y el concepto parece sencillo. Se trata de mejorar la experiencia del consumidor mientras se mueve por la tienda con la idea de que permanezca más tiempo en el local, intentando incentivar la venta con información, publicidad, promociones…, y logrando que el visitante quiera volver, asemejándose a lo que en marketing digital denominamos “visita recurrente”.

Apple ha instalado iBeacons en todas sus tiendas en Estados Unidos, de modo que sus visitantes reciben notificaciones push en sus dispositivos móviles a medida que se desplazan por el local, con contenido de valor como sugerencias en productos, promociones o descuentos que acaban de salir, aviso de servicios complementarios a la compra, etc.

Encontramos ejemplos similares en estadios de béisbol americanos en la que se envían notificaciones como disponibilidad de entradas, ofertas especiales o check-ins automáticos.

Más allá de esto, son muchas las fórmulas que pueden desarrollarse en torno a estos dispositivos IPS que permitan trasladar nuevas acciones de marketing digital al punto físico de venta, además de multitud de usos y aplicaciones que se están desarrollando actualmente y de los que tendremos noticias en breve.

¿Qué uso le darías tú a la tecnología iBeacon más allá del marketing de cercanía? ¿Cuál piensas que puede ser el futuro de estos dispositivos inteligentes?

¡Te animamos a dejarnos tus comentarios y a compartir este artículo de nuestro blog si te ha parecido interesante!