Casi 16 millones de internautas realizan sus compras en internet, con edades comprendidas entre los 16 y 60 años, según nos cuenta el estudio ecommerce realizado por IAB España. Te contamos 10 claves para mejorar la experiencia de usuario en ecommerce.

Como ya sabemos, una ecommerce es una plataforma online donde se realizan la compra y venta de productos y servicios a través de medios electrónicos. Conocer y adaptarnos a la forma en que navegan los usuarios por internet hasta adquirir sus productos es la clave fundamental para construir un ecommerce de éxito.

La experiencia de usuario o UX debe ser uno de los pilares principales en el diseño de nuestra tienda online. Nuestro objetivo principal es saber cómo piensan y actúan nuestros compradores para crear un diseño fácil e intuitivo. Para ello tendrás que tener en cuenta el comportamiento del usuario, para que encuentre lo que necesite en el menor tiempo posible y de la forma más fácil.

Si conseguimos ofrecer al usuario una experiencia satisfactoria sobre nuestro sitio web, estaremos favoreciendo al mismo tiempo el tiempo de permanencia en la web, por lo que también estaremos incidiendo de forma muy positiva sobre el posicionamiento orgánico o SEO.

En este artículo pretendemos profundizar en este concepto de experiencia de usuario en ecommerce y cómo esto puede repercutir en el incremento de tus ventas.

¿A qué nos referimos con la experiencia de usuario en ecommerce?

El término UX, User Experience, se refiere al conjunto de factores y componentes referidos a la interacción que realizan los usuarios en un entorno digital.

No solo se trabaja el diseño (software, hardware, diseño de interacción, diseño gráfico, visual, temas de encontrabilidad, etc), sino que también se tratan aspectos como las emociones, los sentimientos e ideas preconcebidas alojadas en la mente de nuestros visitantes.

La experiencia de usuario debe aplicarse como disciplina fundamental a la hora de la creación de un ecommerce. El objetivo fundamental que mueve la venta es la plena satisfacción del cliente, quien demanda, cada día más, el uso de internet (sobre todo mediante el Smartphone), ahorrar tiempo y aumentar la comodidad en la compra online.

Los consumidores serán quienes determinen el éxito o fracaso de una estrategia ecommerce. Por ello, es importante que prestemos atención a cómo se sienten, como actúan y si les resulta fácil encontrar lo que buscan y comprar.

El fundamento de un ecommerce es el contenido y su disposición. La información, tanto escrita como visual, debe entenderse bien. Tiene que ser lo más sencillo posible, ordenado y limpio. Todo bien estructurado y clasificado, contener un orden lógico, cuya disciplina principal sea la de facilitar al lector una experiencia de usuario placentera. Solo así fomentaremos el incremento de la conversión.

Y no podemos dejar de lado las redes sociales. En este sentido Google está dando gran importancia a la participación de los usuarios, premiando a las webs en las que más se esté compartiendo y más interacción tengan sus visitantes. Puede ser una buena idea al respecto, incluir una opción donde el usuario, una vez realizada la compra, pueda compartir información acerca de la adquisición de éste.

 

Descubre las claves para mejorar la experiencia de usuario en ecommerce

Te contamos las claves para conseguir la mejor experiencia de usuario en ecommerce

 

Algunas claves en cuanto a Experiencia de Usuario en Ecommerce

A continuación  exponemos algunas de las claves que no debes perder de vista en cuanto a experiencia de usuario en ecommerce.

  • Cuidar la estética de la web

La imagen que queremos transmitir es nuestra carta de presentación. Como si de una tienda física se tratara, hay que cuidar el diseño, que resulte atractivo, con contenidos claros y concisos.

Cuando un cliente visita por primera vez una web se llevará una primera impresión. Ésta es decisiva para captar su atención, por lo que es muy importante. El tiempo de permanencia del usuario en una nueva web hasta que se marche del que disponemos, según nos cuentan los últimos estudios realizados por Google, es inferior a cuatro o cinco segundos. Es el tiempo con el que contamos para convencer e incitar al visitante a que continúe navegando por nuestra web.

En cuanto a estética se refiere, es muy importante que cuidemos las imágenes, que sean de buena calidad es prioritario, pues puede cambiar la imagen de una web por completo. También hay que cuidar el contraste entre las letras y el fondo, que es preferible que sea en tonos claros, ya que esto favorecerá la legibilidad y cansa menos la vista.

Los vídeos, del mismo modo, han de tener una adecuada calidad, en caso contrario, es mejor no publicarlos.

  • Mostrar un contenido ordenado

Para  captar la atención del usuario es igualmente importante mostrarle un contenido convenientemente organizado.

En términos de experiencia de usuario en ecommerce, se valora en muy buena medida la disposición ordenada de los contenidos y la claridad en cuanto a la estructuración o esquema de navegación, con la finalidad principal de facilitar al usuario aquello que esté buscando.

  • Los productos categorizados

También en términos de navegación y usabilidad, es muy importante contar con una disposición clara de los productos y categorizados, intentando crear el menor número de categorías, que casi siempre es un acierto. Todo esto permite que el consumidor realice su compra de manera sencilla, evitando numerosos clics.

En el  blog de una tienda online o incluso para las páginas que lo requieran podemos hacer uso de contenidos más extensos, pero las descripciones de productos es muy importante que sean escuetas y concisas.

Es recomendable incluir una descripción completa de los atributos de un producto, además de características y ventajas que no ocupen más de tres párrafos.

  • Transmitir confianza

En este mismo sentido, es también prioritario, junto con un buena estética, transmitir confianza y seguridad. Esto se consigue incluyendo servicios de ayuda como la atención telefónica, un chat u ofreciendo una dirección clara de correo electrónico en caso de que el cliente necesite contactar con nosotros.

Del mismo modo, es recomendable incluir localización del negocio y el distintivo de marca claramente definido.

  • El precio, sin rodeos

La política de precios debe estar bien definida antes de poner en marcha un ecommerce, pues el objetivo fundamental es la venta online y, por tanto, el incremento de beneficios para la empresa.

Éste es uno de los factores más valorados y tenidos en cuenta por los clientes, que el precio esté claro, que los descuentos se reflejen bien detallados, así como los impuestos y los gastos de envío.

También es importante prestar opciones de ayuda mientras se realiza la compra. El usuario debe tener a mano todo tipo de facilidades para poder finalizar su compra sin abandonar antes de que esto ocurra.

  • Incluir la opción de Comprar como usuario registrado

Los consumidores valoran el disponer de una zona de usuario, a la que poder acceder por ejemplo para ver el estado de sus compras o revisar compras anteriores.

En cierto modo, es una manera de fidelizar al consumidor porque, además de ofrecerle confianza, le puedes estar facilitando que repita futuras compras.

  • Más scroll para móviles

Antes se hablaba del número de clics que se realizaba en una web. Hoy día, con el crecimiento exponencial de las ventas a través del móvil, los usuarios prefieren hacer scroll que clics. Esto es algo que también deberás tener en cuenta a la hora de configurar tu ecommerce.

  • Distancia entre elementos para hacer click

Cabe destacar la importancia del tamaño y proximidad de los elementos a pulsar cuando hablamos de experiencia  de usuario ecommerce en el móvil.

Facilitar la usabilidad del manejo en estos dispositivos es clave, debido a su reducido tamaño, en muchas ocasiones. En la medida en que facilites el proceso al usuario, éste disfrutará de una experiencia más placentera y querrá volver a tu tienda online.

  • Breadcumbs o migas de pan

Las breadcumbs o migas de pan hacen referencia a la ruta que hemos ido marcando de algún producto, familia o categoría.

Nos sirve, por un lado, para la indexación de los motores de búsqueda y, por otro, para facilitar la navegación al usuario, sabiendo en cada momento en qué lugar está.

  • Textos cortos y concisos en productos

En el  blog de una tienda online o incluso para las páginas que lo requieran podemos hacer uso de contenidos más extensos, pero en las descripciones de productos es muy importante que sean escuetas y concisas. Es recomendable incluir una descripción completa de los atributos de un producto, “guionizados”, además de características y ventajas que no ocupen más de tres párrafos, fácil de leer e incite a comprarlo.

 

Hasta aquí, algunas de las claves a tener en cuenta para mejorar la experiencia de usuario en tu ecommerce.

Si te ha resultado interesante esta entrada, te invitamos a dejar un comentario y a seguir el blog.

Te ofrecemos una herramienta gratuita de análisis para saber si tu web está optimizada para SEO. ¡Pruébala!

haz clic aqui para acceder al testeo seo web gratis