El ecommerce en España avanza imparable. El 70% de los internautas españoles hace compras online y es el tercer país de la Unión Europea en el ranking de ventas tras Alemania y Francia. Pero no sólo crece el número de compradores online, también la facturación, el número de transacciones por persona y el ticket medio.

Desde que comenzaron las ventas en internet hace ya una década, el mercado no ha parado de crecer y la balanza va pesando cada año más a favor del comercio online frente a la compra física.

Sectores a la cabeza del ecommerce

El turismo, con las agencias y las aerolíneas a la cabeza, es el sector líder en internet con una larga trayectoria de ventas online, pero hay que prestar atención a otros tipos de comercio electrónico que prometen un fuerte crecimiento, entre ellos, los supermercados online.

A la alimentación online le ha costado muchos años entrar en el mundo del ecommerce. En España aún se encuentra estancado en comparación con otros países europeos como Reino Unido o Francia, pero la tendencia está empezando a cambiar. Su entrada ha sido paulatina pero está cogiendo fuerza, la cesta de la compra online ha crecido un 32% según Kantar y en el próximo año se estima un fuerte crecimiento del sector de la alimentación online con la entrada de Mercadona. Esta incorporación del gigante valenciano provocará el efecto llamada en otros pequeños y grandes distribuidores.

Qué necesita una tienda online para atraer al consumidor español

Sabemos los sectores líderes del ecommerce, pero ¿qué esperan encontrarse los españoles en las tiendas electrónicas? Además de la calidad y el precio del producto, los usuarios buscan una serie de requisitos indispensables relacionados con la seguridad, usabilidad y condiciones de compra.

La seguridad y la confianza es clave para el comercio y es lo que ha hecho que muchos sectores no terminaran de cuajar a nivel online. Los consumidores han ido ganando confianza conforme se introducían en el mundo digital y el desarrollo de medidas de seguridad de las tiendas de comercio electrónico también han ayudado en este sentido.

Entre las condiciones de compra, el precio siempre es relevante en la decisión de compra pero no hay que olvidar factores muy importantes como las características del envío, la confianza en la transacción, el servicio posventa y la oferta disponible. Tenerlos en cuenta puede ser decisivo en el éxito de un ecommerce.

Otro requisito determinante es la usabilidad de la tienda online, es decir, una web diseñada para facilitar la experiencia de usuario. Una óptima navegación fomenta las transacciones y reduce la tasa de abandonos del carrito. En este sentido es indispensable el diseño responsive pensado para todo tipo de dispositivos . Las compras desde ordenador sigue estando en cabeza, pero la tendencia sigue en aumento a favor de los dispositivos móviles. El m-commerce es el presente y el futuro.

mcommerce el futuro del ecommerce

El futuro del ecommerce: métodos de pago avanzados, Big Data y logística

Los drones carteros y los vehículos sin conductor repartiendo pedidos lucen especialmente en las noticias que predicen el futuro del ecommerce. Pero este tipo de tecnología necesita primero implantarse en el mercado y después ganar confianza y seguridad en los consumidores. Por lo tanto, forma parte de una tendencia aún por concretar.

En cambio, hay apartados que ya están en desarrollo y que continuarán su progresión. Por ejemplo, la agilización de los métodos de pago, que irán encaminados hacia procesos más sencillos y, al mismo tiempo, seguros. Esta es una senda prioritaria en el mundo del ecommerce.

El Big Data también se está implantando con éxito para facilitar los procesos comerciales. Entre esta tendencia se encuentra por ejemplo el beacon, un pequeño dispositivo que utiliza la tecnología Bluetooth para transmitir mensajes o avisos directamente a cualquier dispositivo compatible que entre en su radio de acción. Se ha encontrado un gran uso del beacon para acciones de marketing como anuncio de ofertas al llegar a un punto concreto, datos de analítica como conocer los puntos más transitados por los usuarios en un centro comercial, la integración con redes sociales, información sobre productos, etc.

La logística es un problema sobre el que volcarse en el futuro para ahorrar costes y tiempos ante una demanda que exige cada vez más inmediatez en la entrega. En este sentido, el clic and collect seguirá implantándose con éxito. Los consumidores pueden aprovechar la flexibilidad que ofrece el comercio online para realizar su compra (Click), y la calidez propia de la tienda física donde podrá, más tarde, recoger (Collect) el producto adquirido.

Claves del comercio electrónico

Hemos repasado sectores en auge, factores que atraen al consumidor online español y tendencias del futuro. El comercio ofrece respuestas ya sean grandes empresas multinacionales o pequeños comercios locales.

El comercio tradicional tiene en esencia las mismas claves que el comercio electrónico: Cuidar al consumidor, ofrecer un buen producto o servicio con la mejor atención al cliente, de manera clara, ágil, sencilla y segura. La diferencia está en que la tecnología pone a nuestra disposición un nuevo mundo de posibilidades y facilidades comerciales digitales.